Reinventando las formas

Las formas son las que son, no hay manera en que uno pueda inventar una forma nueva, lo que sí es posible es cambiar la configuración y la mezcla de las formas para dar con algo nuevo.

Muchos de los diseños más osados de la actualidad se basan en ese concepto para hacernos creer que es algo muy innovador y es algo que pasa en todos los ámbitos.

Su sabes que las formas son, por ejemplo, redondas, cuadradas, ovales, rectangulares, lo que se hace hoy es combinar de manera nunca antes vista para que la gente se sorprenda y la verdad es que siempre funciona.

Por ejemplo, en la ropa siempre es efectivo, las nuevas colecciones poco hablan de colores o de texturas uno mas bien de distribuciones de formas. Por ejemplo, un vestido de novia puede ser un híbrido entre dos conceptos anteriores y el resultado puede ser algo que sea bastante nuevo e innovador.

Si lo ponemos en práctica, es como jugar con un rompecabezas tratando de insertar piezas en lugares donde nuca antes habían estado.

No voy  decir que es fácil, pues no lo es. Muchas veces la combinación de formas básicas dan diseños tan complejos que se convierten en retos para la construcción. De hecho, si vemos los edificios que se construyen hoy en día, podremos ver que, existen formas muy osadas, que parecen sencillas pero que para la ingeniería es todo un reto.

Lo mejor de todo esto es que hay espacio para crear y eso siempre resulta favorable. Sin dudas, no vamos a inventar nuevas formas, pero si nuevas combinaciones.